Diferencias entre fase, neutro y tierra

Los conceptos fase, neutro y tierra son probablemente algunos de los términos más utilizados en electricidad. Los tres términos hacen referencia al cableado de cualquier instalación eléctrica y cada uno tiene una determinada función.

 

imagen redes fase neutro tierra

Los conceptos fase, neutro y tierra son probablemente algunos de los términos más utilizados en electricidad. Los tres términos hacen referencia al cableado de cualquier instalación eléctrica y cada uno tiene una determinada función.Aunque cualquier profesional que se precie sabe las diferencias entre ellos, y sería bueno que todo el mundo supiera las diferencias y funciones de cada uno de ellos, lo cierto es que el común de los mortales no suele tener claro el significado de cada uno de ellos. En estos artículos vamos a definir cada uno y explicar las diferencias.

Fase: Este término hacer referencia al conductor activo, es decir el conductor que transporta la corriente eléctrica normalmente desde la red hasta un enchufe o interruptor de nuestra casa u oficina.

El neutro es un conductor con potencial 0 o diferencia de potencial 0. Su función es precisamente crear un desequilibrio, una diferencia de potencial que permita la existencia de corriente eléctrica por el conductor de Fase. Sin el neutro no puede producirse la corriente eléctrica a no ser que la diferencia de potencial se genere utilizando directamente la tierra.

En teoría en el neutro no hay tensión con respecto a tierra, por lo que en teoría no se produciría electrocución al tocarlo, sin embargo, jamás te fíes, no toques nunca ningún cable sin cerciorarse previamente con las herramientas pertinentes, de que no circula ninguna corriente.

La tierra, o toma de tierra, es un conductor con una función de protección, el objetivo es conducir posibles sobre tensiones a tierra. No es un cable por el que circule corriente eléctrica a no ser que exista alguna derivación de corriente o problema en la instalación eléctrica, por ejemplo, en una instalación doméstica, si cualquier aparato eléctrico tuviera alguna derivación de corriente, mediante el cable a tierra se protege a los usuarios de descargas eléctricas enviando a tierra la corriente por este conductor. En este tipo de situaciones tocar el cable de tierra es los mismo que tocar el conductor de fase del aparato eléctrico, por lo que podríamos recibir una fuerte descarga eléctrica. Lo ideal, al igual que con el cable neutro, es medir con un polímetro antes de hacer cualquier tipo de manipulación.

Aunque puedan parecer sinónimos, tierra y neutro no son lo mismo, aunque la tierra es neutra, su utilidad es completamente distinta a la del conductor neutro, como ya hemos explicado tiene una función de protección.

En instalaciones antiguas, en ocasiones de forma completamente irresponsable, la tierra se conectaba a las tuberías de saneamiento, pero el problema es que, en caso de derivación de corriente, todo el saneamiento queda electrificado pudiéndose producir graves accidentes. Recientemente hemos podido ver en televisión como un hombre acabó electrificado mientras tomaba un baño en la ducha, precisamente por estar la instalación eléctrica de la casa conectada al saneamiento.

Lo ideal es que la tierra acabe conectada a una pica enterrada en el suelo, a poder ser en una zona húmeda de la vivienda, y por supuesto alejada de niños, mascotas y en general de la manipulación inconsciente de cualquier persona.

En función del tipo de instalación, podemos encontrar diversas configuraciones para los 3 conductores. Tenemos las siguientes:

Instalaciones monofásicas: Son las más habituales en viviendas, y se caracterizan por transportar la corriente a través de una sola fase. Por lo general cuentan con una fase, un neutro y una toma de tierra.

Instalaciones trifásicas: Son más habituales en comercios, naves industriales y fábricas, dentro de este tipo existen a su ver diversas configuraciones:

Tripolares (tres conductores): gris, marrón y negro (las tres fases).

Tetrapolares (cuatro conductores): gris, marrón y negro (las tres fases) y azul (neutro).

Tetrapolares (cuatro conductores): gris, marrón y negro (las tres fases) y amarillo-verde (tierra).

Pentapolares (cinco conductores): gris, marrón y negro (las tres fases), amarillo-verde (tierra) y azul (neutro).

Colores de los diferentes conductores según normativa europea:

colores cables segú normativa europea

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para llevar un análisis estadístico de sus visitas, al navegar usted acepta el uso que hacemos de las cookies.